RUBÉN SANTIAGO, ESTHER GONZÁLEZ Y NESTOR ACUÑA: LA CENA DE LOS TENEDORES DE ORO

Publicado el 26/11/2018
TRADICIÓN, DIVERSIDAD Y CONTUNDENCIA DE SABORES MARCAN LA CENA DE LA CORDIALIDAD LOS TENEDORES DE ORO

(Pampatar. 21/04/2018) Una noche memorable vivieron los  asistentes de  la Primera Cena de la Cordialidad de Margarita Gastronómica 2018, la Cena de los Tenedores de Oro, a beneficio de los Talleres de cocina popular Margarita Viva. La terraza de Maloka Hotel Boutique fue el cautivador escenario  donde los comensales disfrutaron de la sazón y la experticia de los Chefs Rubén Santiago, Néstor Acuña y Esther González, todos reconocidos por la Academia Venezolana de Gastronomía en los años 2015, 2016 y 2017, respectivamente.

El  agrado del ambiente,  la diversidad y la contundencia de los platos tendió un puente de sabores amorosos y diversos  entre Guayana y Nueva Esparta. El menú a seis  tiempos demostró una vez más que el mundo puede ser feliz a través de los sabores y que Venezuela tiene un sin límite de posibilidades, que despiertan al sentarnos a la mesa dispuestos a dar y recibir, como bien lo enfatizó Fernando Escorcia, presidente de Margarita Gastronómica.

La experiencia de esta primera cena de la cordialidad comenzó a las 6:30 pm del jueves 19 de abril en  La Samanna Hotel, donde recibieron a los comensales, 80% de ellos visitantes, que viajaron para conocer la culinaria margariteña. En el trayecto a Maloka Hotel Boutique les explicaron el impacto cultural de Margarita Gastronómica en sus siete años de gestión y les agradecieron porque su aporte hace posible el programa de talleres de cocina popular, que se realizará en alianza con otras instituciones y empresas gastronómicas como Fundación Fogones y Bandera, Grupo Sigo y Rattan Hypermarket, entre otros. Un programa que abre espacios públicos para  compartir tradición y  conocimiento técnico gastronómico que pueda ser alternativa de alimentación con ingredientes disponibles en las localidades actualmente. 

Una vez en Maloka, Hotel Boutique, Fernando Escorcia tomó la palabra e instaló oficialmente el evento, destacando la culinaria margariteña como punto de encuentro para mirarnos y en colectivo hacer el estado y el país que queremos, soñamos y merecemos.  Destacó que este nuevo evento es posible gracias al patrocinio de Maloka Hotel Boutique, Sazonadores Mc Cormick, Electrodomésticos Bacco, Uniformese, Rattan Hypermarket, Mica Oriente, Universidad Corporativa de Sigo, Mosaico Arte Bar, Anafre Grill, Salsas Margarito, Lrería Tecni Boks, Alimentos Caseros, Si Tours  y  El Taller de Manana.

Como todos los eventos de Margarita Gastronómica la cena está sostenida sobre la base de los pilares fundamentales Cámara de Turismo del Estado Nueva Esparta, Cámara de Comercio y Puerto Libre, Instituto Culinario y Turístico del Caribe, La Casserole de Margarita, el Instituto Iberoamericano  de Gastronomía, Recreación y Turismo. Cuenta además con el aporte de  Distribuidora Nube Azul, Ron Santa Teresa, Sarrapia Gastro Bar, La Casa de Esther, La Casa de Rubén, Mezklum, El Langar de Sumito, La Empanadería, Anafre Grill y Librería Tecni Books, agregó.

Seguidamente,  Ángel Rojas,  chef residente de Maloka Hotel Boutique agradeció y explicó el   Trío de Abrebocas Chinguiriteño, que reunió un casco de guayaba con berenjena y chimbombó de la Sabana de Guacuco, un plátano cónico con aventura de chorizo de pescado y un buñuelo de pan del año relleno de guacuco, armonizado con un coctel Ruck Santa Teresa 1796.

Minutos después comenzó el desfile de piezas artesanales de María Fernanda González, Manana, con accesorios de Ana Valenta Bariatti de Bari Desings, conducido por Mónica Jiménez, de Visión Margarita.

Seguidamente, los chefs Rubén Santiago, Esther González y Néstor Acuña  describieron el provocativo menú. Empezaron con  la primera entrada a cargo de Rubén Santiago, que presentaba una trilogía margariteña en curiara por el Caroní: ensalada de catalana, rompecolchón margariteño y ensalada de caracoles. Como armonía un vino chardonay de Misiones Rengo. 

Con la explosividad y la pasión que  caracteriza a  Esther González describió su vichyssoise de ocumo margariteño hecha con mucho cariño y que en esencia es alegría para el disfrute de todos.  El Chef Néstor Acuña agradeció y expresó su emoción por estar en Nueva Esparta, describió el plato principal compuesto por un pescado orinoquense, una curbinata del Orinoco en costra de casabe sobre banana pillé y ají margariteño y unos tortelones de cacao, rellenos de asado negro con su jugo, con fondue de queso guayanés y lluvia de merey, armonizado con vino merlot.

Finalmente, el postre a seis manos fue un Paseo del Orinoco a la Paraguachoa en armonía con un coctel Fullback de Ron Santa Teresa 1796.  La armonía de la noche estuvo a cargo del somelier  Enio Mármol.

Subasta solidaria

La revelación de la noche ocurrió al momento de la subasta, donde Fernando Escorcia, presidente de Margarita Gastronómica se convirtió en martillo de la solidaridad y logró recaudar una importante suma de dinero para los Talleres de Cocina Popular, con la puja para obtener el libro Historia de la Alimentación de José Rafael Lovera, dos piezas fotográficas de Manuel Pérez Tucán, un mapire tradicional intervenido por Bari Desings y dos sillas tradicionales de madera hechas por el artesano Víctor Marcano e intervenidas por Manana.  Al final todos resultaron muy felices y sus testimonios dan cuenta del éxito de la jornada que nos reúne a todos en la mesa insular.

Para finalizar, Fernando agradeció el encuentro, la sinergia alrededor del país y enfatizó en la importancia de conexión con la identidad, “porque es a través de ella como renace el venezolano que queremos”.

PLATOS QUE EVOCARON FAMILIA Y LUGARES

 

Juvenal Camero (Vargas Gastronómico)

La cena estuvo espectacular, al igual que la compañía de la mesa. La locación y la organización impecable, todo muy bien pensado. Esta cena evoca en mí la canción de Violeta Parra, le doy Gracias a la Vida por permitirme disfrutarla. ¡Felicitaciones!

 

Ingtze Salazar (Nueva Esparta)

Una noche excelente. Variada en sabores desconocidos para mí, con matices mágicos en el paladar. La trilogía de Rubén Santiago fue sublime.

 

Rosalexia Guerra (Caracas)

Una maravillosa cena diversa. El plato que me marcó fueron los tortelones de cacao, porque evocan la fuerza del Orinoco.

 

 

Inés Ruiz Pacheco

CNP 11.969